Cómo nos gusta poder salir al aire libre con buen tiempo, sentir la brisa en nuestro rostro y, por fin, el sol que empieza a calentar. Caminar por lugares que nunca habíamos pisado o ser capaces de redescubrir otros ya conocidos y verlos desde una nueva perspectiva. Nos inspira. Y de inspiración, precisamente, va nuestra propuesta de hoy. ¿Habías oído hablar del urban sketching? Pues prepárate para sacar a la luz tu lado más creativo porque esta vez la idea es dar rienda suelta a nuestra faceta artística haciendo nuestros los paisajes por los que transitamos y plasmándolos en dibujos ágiles y personales.

 

El movimiento de los urban sketchers nació hace unos ocho años a partir de la idea de un ilustrador español afincado en Seatle. Se formó así una comunidad global de dibujantes (basta con ser aficionado) que fomenta la práctica del dibujo in situ para captar el momento y “mostrar el mundo dibujo a dibujo”, como dice su lema. La técnica es libre, pero suele tratarse de dibujos rápidos que captan la vida del lugar. Lo más habitual son los paisajes urbanos, que se detienen en la arquitectura y las escenas cotidianas, pero también hay quienes captan vistas en plena naturaleza. Además de la actividad artística, la filosofía de los urban sketchers incluye también la actividad social. Hay quedadas para dibujar en grupo y en todo caso una vez hechas, las obras se muestran y se comparten en internet. En su manifiesto dejan claro el espíritu colaborativo del movimiento.

 

¿A qué esperas para llenar tu Carrycool de colores y salir a disfrutar de un día lleno de creatividad? En la mochila superior tienes capacidad sufiente para blocks, lápices, pinceles, acuarelas, rotuladores, tinta… según la técnica que prefieras y lo que tengas a mano. En la neverita inferior puedes llevar recipientes con agua para mojar los pinceles. Y también snacks y bebidas frescas para pasar el día a gusto. Aunque la idea del urban sketching se centra en el público adulto, por supuesto es un buen plan también para los niños, que disfrutarán dibujando lo que ven y también lo que imaginan. Podéis jugar a hacer cada uno su dibujo del mismo lugar y observar luego las distintas maneras de verlo. Si te sientes inseguro al principio o si quieres perfeccionar, echa un ojo a algún tutorial sobre técnicas básicas de sketching o consejos específicos sobre dibujo outdoors.

 

El urban sketching puede servirnos de pretexto para organizar una excursión o para darle un aliciente a las que ya teníamos previstas. Y si nos animamos, podemos participar en alguna de las quedadas que organiza el grupo a través de internet. El pasado domingo hubo un encuentro en Vigo al que acudieron sketchers de Santiago, A Coruña, Ourense y Cambados. También hay grupos en ciudades como Madrid, Barcelona o Málaga. Los sketchers captan su visión personal de los lugares que visitan ¿Reconoces estos rincones de A Coruña?

 

Anímate a probar, mete tus enseres de pintura en el Carrycool, sal en busca de lugares inspiradores y ponle un poco de color a la vida. Happy living!