¿Estás aún dando las últimas puntadas al disfraz del peque o buscando una tienda donde comprarlo? Ya no queda nada. Ya llegó el Carnaval. Fiesta, comida deliciosa, juego y diversión. Esa es la parte que más nos gusta y más cuando la compartimos con quien queremos. Eso es Happy Living! Así que este año no te compliques. Queremos ayudarte a disfrutar de la fiesta con algunos consejos prácticos y por supuesto (ya lo has adivinado, ¿verdad?) con la ayuda de nuestro Carrycool. Hasta puedes disfrazar tu carrito para que quede más integrado. Por ejemplo, de caracol.

Tanto si eres de los que se pasan medio año preparando los disfraces como si te va más la improvisación de última hora, tu Carrycool será perfecto para montaros la fiesta allá donde queráis. En la mochila superior, no olvides llevar serpentinas, confeti, matasuegras, pinturas de cara y también algunas pelucas y disfraces que tengas por casa por si a alguien le hacen falta en el último momento. También serán muy útiles toallitas para los peques si necesitan retoques o se agobian con la pintura para la cara.

Como aún quedan unos días por delante, si tienes algo de tiempo libre te animamos a hacer tus propios disfraces caseros. Hay algunos ideales para niños. Para ti, si te atreves con algo más sofisticado para la noche, por ejemplo, aún estás a tiempo de fabricar tu propia máscara veneciana.

Una buena idea para pasar un rato divertido en familia son los disfraces temáticos en grupo. En este campo, las familias de animales son un clásico: gallo, gallina y pollitos por ejemplo o tortugas para integrar a bebés que aún gatean. También dan mucho juego los personajes de ficción. Por ejemplo, podéis disfrazaros en familia de Los Increíbles, como hizo Mariah Carey, los Picapiedra o los Simpson.

Pero sin duda son los peques los protagonistas de estos días. Muchas veces, un buen maquillaje marca la diferencia en el disfraz. Irán más cómodos que con una careta y será muy divertido. Para hacerlo bien, aplica primero crema hidratante. Ayudará a proteger la piel y también hará que la pintura se fije mejor. Te recomendamos utilizar pinturas para cara que sean hipoalergénicas. Las que mejor resultado dan para niños son las que se limpian al agua. Cubren mejor y se retiran con solo lavarse la cara con agua y un poco de jabón. Tened cuidado con barras de colores de mala calidad que nos pueden jugar una mala pasada. Podemos encontrarnos con que cuesta borrarlas y tener al niño con cara de Spiderman durante varios días y, lo que es peor, que su piel se resienta. Así que, más vale hacernos con un kit de pinturas de cara con garantías. Aquí tenéis algunas ideas para inspiraros al hacer de pintacaras. Spiderman, mariposa, Hello Kitty, Batman… son algunos clásicos. Atrévete más allá de dibujar el simple bigote y despliega tu creatividad.

Y si hay algo del carnaval que nos gusta tanto como la fiesta, es la comida. La celebración de Don Carnal exige que caigamos en la tentación gastronómica. El menú varía según la zona. En la nuestra, es de rigor un buen cocido o lacón con grelos y por supuesto un buen bocado dulce de orejas y filloas. Llena tu neverita Carrycool de estos manjares para completar este plan lleno de HAPPY LIVING!