Te queremos. Tú das sentido a nuestra existencia. Es así y ahora que se acerca el día de San Valentín desde Carrycool queremos declararte nuestro amor y nuestro deseo de formar parte de tu vida. Es más, queremos impulsar tu happy living. Porque con Carrycool estamos dispuestos a hacer tu vida mejor, a animarte a salir al aire libre y disfrutar en buena compañía, a hacerte más fácil el camino, a aliviarte las cargas, a ser tu fiel compañero de viaje, a darte en cada momento lo que necesites, a poner nuestro granito de arena para que todo vaya sobre ruedas. Y siempre puedes contar con nosotros para los planes que más te emocionen. Esos planes que tanto nos gusta proponerte. Y ahora, estrenando el mes de febrero y con la vista puesta en el día de San Valentín, nos sentimos especialmente románticos, así que ahí va una propuesta de velada para disfrutarla con quien tú quieras.

Sorprender y cuidar los detalles. Estas son dos buenas claves para conseguir una sonrisa sincera de la persona con la que quieras compartir este momento. El lugar puede ser el que a vosotros os apetezca e incluso el que improviséis porque todo lo necesario para montar ese encuentro romántico puedes llevarlo dentro de tu Carrycool. En la neverita inferior, se nos ocurre que una buena idea es cargar una botella de champán bien frío y unas fresas. Si sois golosos podéis acompañarlas con nata o hasta llevar en la mochila superior una fondue de chocolate. El momento dulce está garantizado. Por supuesto, queda hueco para otros sabores a vuestro gusto: salado, picante… tú eliges el menú. Hay momento para todo.

La mochila superior de tu Carrycool es como la chistera de un mago. Nunca se sabe lo que puede salir de allí. Todo en función de tus preferencias y de la imaginación que le eches. Imagínate, por ejemplo, la cara que le quedará si abres la mochila y sale volando un globo con forma de corazón (puedes escribir en él algún mensaje personalizado). Podrás llevar cómodamente también alguna mantita o mantel para un picnic romántico, velas, aromas… todo para crear el ambiente ideal y estimular los sentidos.

Como dice la canción, todo cuanto necesitas es amor. Pero ya puestos, partiendo de esa base a nadie el amarga un dulce así que un regalo también es una buena manera de sorprender y agradar a esa persona especial. Si todavía no tiene su Carrycool, puede ser un buen momento para regalárselo. Puedes acompañarlo además de un vale por fines de semana de bellas puestas de sol, picnics en la naturaleza y muchos planes llenos de happy living, que es lo que queremos compartir con vosotros. Así que all you need is love… and Carrycool!