Quienes tenéis niños en vuestras vidas (ya sean vuestros hijos u otros pequeños “prestados” como sobrinos o hijos de amigos) sabéis lo lioso que puede ser a veces organizar planes con toda la prole, cargados de bártulos para que no falte de nada en ese día de excursión. Lo lioso que es… o más bien diríamos que era. Ahora, el frotar se va a acabar, que decía el anuncio. O sea, que se terminaron las complicaciones, que para eso hemos creado Carrycool. Si de algo presumimos con nuestro carrito es de su versatilidad, carácter todoterreno y comodidad (además de ser muy mono, por supuesto) y nos sentimos especialmente orgullosos de que sirva de solución para las actividades con los más pequeños de la casa. Por eso hoy queremos daros algunas ideas para sacarle partido a vuestro Carrycool con los niños y os dejamos algunas sugerencias para una convertirlo en el centro de una divertida tarde de juegos en familia.

Nuestra primera propuesta son los juegos populares. Sí, sí. Los de toda la vida. ¿Recuerdas cuando jugabas a la cuerda en el recreo? Volverás a sentir que tienes doce años jugando con los niños. Mete en la mochila de tu Carrycool una comba. También la goma, chapas y unas tizas para dibujar una mariola. Podréis ‘liar’ también a los abuelos para que les cuenten a qué jugaban ellos de pequeños. Será una bonita tarde y emotiva de juegos en familia en la que todos podréis disfrutar y sacar el niño que lleváis dentro.

Los planes de tarde de juegos con Carrycool se pueden adaptar para días despejados y jornadas de lluvia. Si la climatología lo permite te recomendamos buscar un parque amplio o algún lugar agradable en plena naturaleza para dar rienda suelta a vuestros juegos. Por qué no hacerlo a lo grande. Por ejemplo, para celebrar un cumpleaños o alguna fiesta infantil un grupo de niños, podéis haceros con un paracaídas de colores para juegos. En distintos libros y páginas webs encontraréis un montón de juegos de paracaídas. Otros materiales útiles para disfrutar con los niños y organizar multitud de juegos y dinámicas son algo tan simple como los globos. Con unas tiras de tela disfrutarás también de juegos como la gallinita ciega o el pañuelo. Por supuesto, no faltará un balón hinchable o un kit para hacer pompas de jabón.

No hace falta mucho para pasar un día a lo grande. Pero si lo preferís, por supuesto en vuestro Carrycool también hay cabida para juegos de mesa o hasta para llevar la videoconsola a casa de un amigo.  Quedará hueco para cargar por ejemplo, los patines y también algunos libros. Y no nos olvidamos de la bolsa isotérmica inferior. En ella podréis transportar cómodamente una rica merienda, por ejemplo con algo de fruta y chocolate, para acabar la tarde de juegos con muy buen sabor de boca. Lo que nosotros llamamos sabor a happy living!